Página web de Hector Fiorini
»» PSIQUISMO CREADOR El psiquismo creador Nuevas líneas en...
ˆ Introducción
Cuerpo Teórico
Psicoterapias focales
  Psicoanálisis abierto
  Psiquismo creador
  Pensamiento de complejidad
Actividades
Curriculum
Contacto (email)
Acceso a Conferencias
Vínculos
  © 2007
Gaudí. Casa Batlló
 

El psiquismo creador

Las corrientes más difundidas en Psicología y Psicoanálisis han puesto mayor énfasis en lo repetitivo de las conductas, en sus ataduras a hábitos, rasgos de carácter, fantasmas inconscientes. Sin embargo todo trabajo con las conductas, normales y patológicas, supone incluir la consideración muy atenta a nuestras capacidades para descubrir, innovar, hacer nacer nuevas áreas de experiencia, nuevos objetos y sistemas de relaciones. Los poetas comprendieron esto desde siempre: “ tu aventura de mañana debe tener otras razones” advertía Césare Pavese. Nuestros estudios se centran hace ya 15 años en comprender el lugar de las capacidades creadoras en nuestro psiquismo, el empuje de las mismas, los conflictos que nos generan, sus desafíos y también su placer y enorme atracción.

Pensamos que la creatividad configura un sistema especial en nuestro psiquismo, como son especiales sus modos de operar, los procesos que origina, la movilización que exige a cada uno, el compromiso que establece con su propio devenir. El trabajo silencioso de este sistema (es decir inconsciente) está también en el centro de muchas ansiedades y crisis, así como en los movimientos que son propios de cada cambio evolutivo (etapas de la vida adulta, entrada en la adolescencia, vejez, cambios vocacionales, migraciones).

Algunos temas en nuestros estudios sobre Creatividad y Procesos Creadores son: Los procesos creadores, el trabajo de pensamiento, el tipo de pensamiento involucrado. La experiencia psíquica de esos trabajos, la movilización neurovegetativa, la conmoción de la imagen de sí que es propia de atravesar tales procesos. Los espacios psíquicos que se establecen en tanto se activan procesos creadores.



“¿Hasta cuándo el olor de las más enterradas flores
de las olas más trituradas sobre las altas piedras,
guardan en mi su patria para volver a ser
furia y perfume?”
Pablo Neruda

Para enfrentar nuestros fantasmas, angustias, ataduras neuróticas, todo un sistema de funciones, de modos de percibir a nosotros , a los otros y al mundo tiene que ponerse en marcha. Para experimentar la vida en lo que tiene de vital, de movimiento, de evolución posible todo ese sistema (al que llamamos psiquismo creador, y otros llamaron espíritu, condición poética, intento, voluntad de las fuerzas) tiene que ponerse en acción. Lo primero es comprender su existencia potencial en todo ser humano, lo cual permite detectar indicios de esa activación, signos que emiten sus reclamos.

¿Tiene Ud. idea de lo que su creatividad reclama y ha reclamado de usted? Intente averiguarlo.
A veces lo creador se insinúa porque no damos ya por hecho todo lo que por hábito tomamos como rutina, esa organización de lo previsible. Aparece como un hambre de novedad o intuición de novedad. A veces lo anunciado es inconsciente, aun desconocido, y se manifiesta por su ausencia, como tedio, como hastío vital. Late un anuncio: dice de modo vago, nebuloso, que una alternativa, otro modo de ver o de vivir son posibles. Se nos presenta a ahondar el espacio de lo posible.

Internarse en el espacio de lo Posible suele signifi-car moverse a través de un registro de caos, de desorden del mundo conocido (El poeta Rimbaud habló de practicar un desorden sistemático de lo que habitualmente nos dicen los sentidos). En ese movimiento, dice Neruda, algo me pide lo profético que hay en mi. Aunque el nombre de lo buscado es confuso y su perfil oscuro, se trata de persistir en estado de búsqueda, “resignado, abierto, atento a todo” como lo proponía Jack Kerouac. Registre todo, despierto y dormido (en sueños y ensueños) y en los pasajes del sueño a la vigilia que suelen ser fecundos. Importa todo lo que aparezca, palabras, imágenes, escenas, sonidos, ritmos, colores, olores, sombras, sensaciones, estados del cuerpo. Se distinguen tiempos de exploraciones, tiempos de cristalizaciones donde lo que vino en ese caos toma algunas formas.

Se trata de captar un pensamiento creador, que muchas veces toma la forma de unión de lo que parece contradictorio, los opuestos de nuestra lógica formal, que los hace chocar, converger, ligarse, justamente en un espacio nuevo, el de un límite “donde se da cita lo diferente”.